¿Qué ha cambiado en el mundo tras la crisis?

INVERSIÓN

10 de octubre

Tiempo de lectura 5 minutos

COMPARTE
Compartir en Linkedin. Abre ventana nueva Compartir en G+. Abre ventana nueva Compartir en Whatsapp
El equipo de análisis de Bankinter aborda en un artículo los cambios sufridos tras la crisis.
cambios crisis

El Departamento de análisis de Bankinter analizaba en su informe trimestral qué hemos aprendido con la crisis subprime y la quiebra de Lehman Brothers.  Una vez analizado el desencadenante, los expertos se preguntan ahora "¿qué ha cambiado desde entonces?".

Descubre Popcoin

Los balances de las entidades financieras se han fortalecido significativamente y la regulación bancaria se ha endurecido a nivel internacional. Los criterios para calcular el endeudamiento de los bancos son más estrictos y el capital exigido es de mayor calidad. Se exigen colchones de capital adicionales en función del tamaño y los activos líquidos tienen un mayor peso en los balances.

El grado de supervisión es más alto. Los test de estrés son más severos y se presta más atención al gobierno corporativo y la gestión de riesgos. Todavía hay margen de mejora y es deseable alcanzar una mayor homogeneización en criterios contables y métodos de cálculo de APR –activos ponderados por riesgo-, pero valoramos positivamente los avances realizados.

Según los datos recopilados por la Federación Bancaria Europea, las principales ratios que miden la solvencia y el riesgo de las entidades ha mejorado significativamente. La ratio de capital CET 1 fully loaded, la de mayor calidad, de las entidades financieras europeas alcanza el 12,7% en 2015 (vs 5,3% en 2011) y la ratio de capital total el 15,8% (vs 8,1% en 2011). La ratio de liquidez LCR (“Liquidity Coverage Ratio”) es del 134% (vs 71% en 2011).

El peso de los activos improductivos –morosos y adjudicados- todavía es elevado en las economías periféricas, pero el aumento en las ratios de cobertura y la recuperación económica permitirán reducir el peso de estos activos y mejorar la rentabilidad del sector los próximos trimestres.

La contrapartida de unos tipos de interés tan bajos (cero/negativo) y los esfuerzos de recapitalización realizado por las entidades financieras es una rentabilidad (ROE) baja. El ROE medio de las entidades europeas es del 4,3% en 2015 aunque muestra signos de mejora (3,2% en 2014, 2,2% en 2013 y -0,9% en 2012).

En la eurozona, el ROE alcanza en el 7,4% pero hay grandes diferencias por países. Grecia (-24,2%), Chipre (- 7,6%) y Croacia (-6,8%) registran tasas negativas y Bélgica obtiene retornos de doble dígito (10,3%). Entre los principales países de la eurozona también hay grandes diferencias: Holanda (7,0%), Francia (6,8%), España (6,6%), Reino Unido (3,2%), Italia (3,1%) y Alemania (1,7%).

La política monetaria sigue siendo acomodaticia y la tasa de paro en las principales economías desarrolladas (EE.UU, Reino Unido, Alemania…) alcanza mínimos históricos. La inversión empresarial se reactiva, el comercio global aumenta y no se identifican presiones salariales importantes. Los índices de actividad y confianza evolucionan positivamente y los estímulos monetarios irán perdiendo protagonismo de manera gradual.

Los principales bancos centrales quieren normalizar la política monetaria, pero las tasas de Inflación se mantienen alejadas de sus objetivos a largo plazo, Reino Unido es una excepción. Así que prefieren realizar una política prudente para evitar sobresaltos en los mercados de deuda y mantener unas condiciones de financiación atractivas.

El ciclo económico está en fase de expansión a nivel global y los riesgos que afectan al crecimiento están equilibrados – salvo excepciones-. La situación geopolítica es complicada, la gestión del brexit genera incertidumbre y el cambio de modelo en China tiene consecuencias en los mercados de materias primas y en las perspectivas de inflación. A pesar de ello, los indicadores adelantados de actividad anticipan un escenario económico positivo y las perspectivas de los empresarios y consumidores son buenas para los próximos trimestres.

Descárgate el informe de estrategia trimestral de Bankinter

CONECTA

Suscríbete a nuestra newsletter

MÁS HISTORIAS