Cómo conseguir un plan de ahorro para la jubilación

JUBILACIÓN

12 de septiembre

Tiempo de lectura 5 minutos

COMPARTE
Compartir en Linkedin. Abre ventana nueva Compartir en G+. Abre ventana nueva Compartir en Whatsapp
Descubre cinco consejos para trazar un plan de ahorro para tu jubilación.
Plan ahorro jubilación

Los planes de pensiones son una opción excelente para complementar las pensiones públicas de jubilación. Según los últimos datos de la OCDE, los españoles cuando se jubilen recibirán en forma de pensión pública en torno al 70% de su último sueldo. Esto supone que cuando nos jubilemos ‘ganaremos’ un 30% menos.

Ante este escenario, al que hay que añadir un retraso paulatino de la edad de jubilación en los principales países europeos por una mayor longevidad de la población, es necesario trazar un plan de ahorro para la jubilación.

Descubre los planes de pensiones de Popcoin

¿Qué tener en cuenta para un plan de ahorro para la jubilación?

A la hora de tener un plan de ahorro para la jubilación hay que tener en cuenta dos variables sobre las que va a pivotar nuestro objetivo de ahorro: nuestra edad y nuestra capacidad de ahorro.

La edad que tenemos es clave para saber con qué espacio temporal contamos para conseguir nuestro objetivo de ahorro. No es lo mismo comenzar a ahorrar para la jubilación con 25 años que con 50, ya que en este caso cuanto antes comencemos será mejor como ya hemos explicado en Popcoin Magazine gracias a la magia del interés compuesto.

Los planes de pensiones son una de las mejores herramientas para poner en marcha nuestro objetivo de ahorro para la jubilación. Estos vehículos permiten dejar en manos de profesionales la gestión y la inversión del dinero que estamos apartando para cuando dejemos de trabajar.

Además, este plan de ahorro para la jubilación se puede ir adaptando según nuestra capacidad, ya que las aportaciones no son obligatorias. Siempre que queramos, por ejemplo cuando tengamos un ingreso extra, podemos destinarlo a nuestro plan de pensiones, que además cuenta con la ventaja fiscal de reducir la base imponible de nuestra declaración de la renta.

¿Cómo tener un plan de ahorro para la jubilación?

A la hora de trazar cualquier plan de ahorro, ya sea para la jubilación o para cualquier otra cuestión, es clave seguir una serie de pautas:

  1. Conocer nuestra capacidad de ahorro: no siempre contamos con los mismos ingresos, por ello es hacer un presupuesto para conocer cuáles son nuestras finanzas. Por un lado, tenemos que conocer todos nuestros ingresos, por el otro es necesario conocer todos los gastos. Cuando ya conocemos estas dos variables, podemos ver cuál podría ser nuestra capacidad de ahorro teórica. Así, si tenemos ingresos por 2.000 euros cada mes y nuestros gastos fijos mensuales son de 1.100 euros, sabemos que como máximo podríamos ahorrar 900 euros al mes.
  2. Fijar una cantidad mensual de ahorro: conocida nuestra capacidad de ahorro es importante poner una cifra realista, porque todos somos conscientes de que además muchas veces vienen gastos imprevistos o queremos darnos algún capricho. Retomando el ejemplo anterior, con nuestra capacidad de ahorro podemos decidir dedicar un tanto por ciento a una u otra cuestión. Por ejemplo, podemos decidir que todos los meses vamos a guardar 100 euros para las vacaciones y 200 para nuestra jubilación.
  3. Ahorrar a principios de mes: normalmente, la fórmula para ahorrar parte de la premisa de ahorrar lo que me sobre. Si hemos hecho el ejercicio de conocer cuáles son nuestros ingresos y ahorros, podemos prefijar una cantidad que a primeros de mes retiraremos a nuestra hucha para la jubilación o para el viaje.
  4. Revisar nuestros objetivos: nuestras necesidades van cambiando según nosotros vamos evolucionando, por ello es importante adaptar esos objetivos de ahorro a diferentes escenarios. Por ejemplo, si tenemos algún ingreso extra podemos dedicarlo a nuestra hucha para la jubilación, pero también hay circunstancias que nos pueden obligar a tirar de esos ahorros. Así, de forma periódica debemos revisar el estado de nuestros objetivos.
  5. Poner a trabajar el ahorro: el ahorro es el primer paso, pero el siguiente es poner a trabajar ese dinero. Muchas veces nos obsesionamos con ahorrar, pero no prestamos atención a la necesidad de obtener una rentabilidad. En el caso de la jubilación, tenemos que tener claro cuánto podemos ahorrar; pero también poner a trabajar ese dinero porque el espacio temporal de una jubilación es a largo plazo. Es ahí, donde entra en juego los planes de pensiones, un instrumento diseñado específicamente para este fin.

MÁS HISTORIAS