¿Cuáles son las alternativas a los depósitos?

INVERSIÓN

10 de agosto

Tiempo de lectura 4 minutos

COMPARTE
Compartir en Linkedin. Abre ventana nueva Compartir en G+. Abre ventana nueva Compartir en Whatsapp
No son momentos fáciles para ahorrar. Quizás tú, como la mayoría de los españoles, tienes tu dinero en depósitos que ofrecen bajos tipos. Conoce otras opciones más beneficiosas.
Alternativas inversión

Quizás sea el momento de trasladar los ahorros de tus depósitos hacia fondos de inversión y escoger estos en función de los objetivos para los que ahorras y del tiempo en que quieras hacerlo. En este caso, como aconsejan el Banco de España y la CNMV, la diversificación es la mejor forma de reducir el riesgo de inversión.  

Descubre Popcoin

Ahorrar a corto plazo, las cuentas corrientes y los depósitos

Plantéate dejar en cuentas remuneradas y en depósitos las cantidades para cubrir los gastos diarios y los imprevistos, e ir pasando una cantidad mensual del resto de tus ahorros depositados hacia fondos de inversión. 

Tendrás que pensar qué cantidades necesitarás a medio plazo y qué cantidades podrás dejar rentando a largo plazo, en función de tus objetivos.

Puedes encontrar más información sobre los productos bancarios de ahorro en la web de finanzas para todos, del Banco de España y la CNMV.

Ahorrar a medio plazo (dos a cinco años)

Lo primero que debes hacer es, estimar la cantidad del dinero ahorrado que puedes necesitar en un plazo de dos a cinco años.

Una buena opción puede ser meter el dinero en un fondo de inversión. Este tipo de fondos invierte en distintos activos. En el caso de fondos que invierten en renta variable, apuestan por acciones -empresas cotizadas que reparten beneficios o tienen pérdidas-. Recuerda que en los fondos de inversión hay momentos con rentabilidades negativas y rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades futuras.

También los hay que optan por la renta fija, cuya cotización es diaria y también tienen volatilidad. Habrá fondos, sobre todo los que invierten en renta fija con vencimiento a más de 18 meses, con rentabilidades cercanas a cero o negativas. Por ello, es preciso que te informes bien y lo mires todo con lupa.

Ahorrar a largo plazo (más de cinco años)

Una vez más, lo principal es calcular los ahorros que quieres poner a rentar a largo plazo, y seleccionar fondos de inversión diversificados.

Estos fondos se caracterizan por invertir en empresas de muchos sectores económicos y de muchos países, con lo que se disminuye el riesgo. También está la opción de decantarte por los fondos mixtos (de renta fija y renta variable) u otras alternativas que te permitan alcanzar unos objetivos concretos.

  • Ahorrar para la jubilación. Si parte de tus ahorros los quieres destinar a tu jubilación no olvides que la rentabilidad de los depósitos no supera lo que sube la vida. Te puede interesar un plan de pensiones u otros productos, como planes individualizados de ahorro sistemático (PIAS) o planes de previsión asegurados (PPA). Los PIAS invertidos en fondos diversificados con pequeñas aportaciones mensuales dan una rentabilidad grande, son una buena opción si la jubilación queda todavía lejos. Puedes valorar otras alternativas para planificar la jubilación en la web de finanzas para todos.
  • Crear un plan de ahorro. Con aportaciones mensuales a estos fondos diversificados puedes beneficiarte, de manera muy segura, de las fluctuaciones de los mercados.

En cualquier caso, es fundamental que te informes y te sientas seguro con tu inversión.

CONECTA

Suscríbete a nuestra newsletter

MÁS HISTORIAS