Evolución de los mercados: ¿qué pasa con la economía?

ANÁLISIS

19 de agosto

Tiempo de lectura 5 minutos

COMPARTE
Compartir en Linkedin. Abre ventana nueva Compartir en G+. Abre ventana nueva Compartir en Whatsapp
Los mercados están viviendo un agosto de inestabilidad: descubre las claves de los expertos de Bankinter.
Evolución de las bolsas

El escenario macro se está deteriorando más rápido de lo inicialmente estimado. Los riesgos son asimétricos y al alza, tanto para el mercado como para la economía, pero especialmente en Europa.

Pese a que la curva de los tipos de interés se ha invertido en Estados Unidos (EE. UU.), desde el Departamento de Análisis de Bankinter no barajamos la entrada en recesión de manera más o menos cercana. Las políticas monetarias actuales influyen de manera determinante en los movimientos de las curvas de tipos.

Lo que sí estimamos es una situación marcada por crecimientos bajos, inflación contenida y expansiones modestas en los beneficios empresariales. Lo que conducirá a un mercado más vulnerable y con rentabilidades más reducidas de los índices (+2%/+5%) en lo que queda de año.

Los bancos centrales seguirán dando soporte a la economía, pero solo la Reserva Federal (Fed) tiene capacidad para actuar de manera efectiva. De hecho, anticipamos un tono más dovish (suave) en los próximos meses. Pensamos que las circunstancias actuales llevarán a que finalmente recorte tipos en tres ocasiones este año, en lugar de dos veces como veníamos defendiendo.

El Banco Central Europeo (BCE), por el contrario, tiene menos margen de maniobra salvo que opte por implementar medidas no convencionales y aún no experimentadas, como podrían ser los TLTRO a tipos negativos. Pese a que el mercado otorga un 100% de probabilidad a un recorte de tipos en su reunión del 12 de septiembre, dudamos de la efectividad de esta medida sobre la economía.

¿Qué hacer en este contexto?

Implementar con más contundencia si cabe nuestra estrategia de inversión, como ya hemos hecho en las últimas revisiones de las carteras de Popcoin. No es momento de salir de mercado, pero sí de ser más selectivos.

Como venimos defendiendo en los últimos meses, es momento de refugiarnos aún más en EE. UU. a lo largo del cuarto trimestre. Al menos hasta que se aclaren los principales frentes de riesgo que pesan sobre el mercado (proteccionismo, medidas del BCE o la Fed, brexit, etc.) y mientras que se definan posibles nuevos estímulos fiscales en EE. UU.

En Europa, seguimos pensando que es momento de sobreponderar compañías bond proxy, cuya evolución bursátil es inversa a la evolución de los tipos de interés, y seguir sin tomar exposición a bancos. Y principalmente recordar que invertimos, no especulamos.

MÁS HISTORIAS