Fiscalidad de un plan de pensiones

JUBILACIÓN

7 de agosto

Tiempo de lectura 4,5 minutos

COMPARTE
Compartir en Linkedin. Abre ventana nueva Compartir en G+. Abre ventana nueva Compartir en Whatsapp
La tributación de los planes de pensiones son clave: descubre todo sobre su fiscalidad.
Tributación plan de pensiones

La fiscalidad y la tributación de los planes de pensiones son dos aspectos a tener muy en cuenta cuando nos decantamos por este vehículo para trazar un plan de ahorro para nuestra jubilación.

En la fiscalidad de los planes de pensiones hay que distinguir dos momentos:

  • Las aportaciones, cuando estamos creando nuestro plan de pensiones.
  • El rescate, cuando cobramos el plan de pensiones.

Descubre los planes de pensiones de Popcoin

Deducción fiscal de las aportaciones a un plan de pensiones

En un primer momento tenemos que atender a la fiscalidad de las aportaciones que hacemos a nuestro plan de pensiones. Actualmente, las cantidades anuales aportadas a un plan de pensiones reducen la base imponible en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), la conocida declaración de la renta que realizamos cada año.

La desgravación máxima contemplada es de la menor de las siguientes cantidades:

  • 8.000 euros (la aportación máxima permitida actualmente).
  • El 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas.

En el supuesto de que se exceda este límite de desgravación, se podrá diferir a la declaración de la renta de los cinco ejercicios posteriores.

Ejemplos deducción fiscal aportaciones

En el caso de un ahorrador que destine 2.000 euros a su plan de pensiones y cuyo tipo de retención marginal en el IRFP sea del 24%, el ahorro en concepto de impuestos alcanzaría los 480 euros.

Si elevamos la aportación a 5.000 euros y el tipo marginal hasta el 30%, el ahorro supondría 1.500 euros. Así, las aportaciones ofrecen un ahorro fiscal que dependerá del tipo marginal del contribuyente.

Fiscalidad rescate plan de pensiones

La otra variable muy importante sobre la fiscalidad de los planes de pensiones es conocer qué pasará cuando cobremos nuestro plan de pensiones, lo que se conoce como rescate. Lo primero es tener en cuenta que los planes de pensiones son un vehículo de ahorro a largo plazo y que estamos analizando la legislación actual.

Actualmente, cuando rescatemos el plan de pensiones tributará en el IRPF como rendimiento del trabajo. Por ello, habrá que tener en cuenta la situación del jubilado a la hora de cobrar su plan de pensiones y cómo afecta a su declaración de la renta.

Existen diferentes formas de cobrar el plan de pensiones una vez que se llega a la jubilación, una cuestión clave, el cobro, porque puede afectar en nuestro IRPF. A la hora de rescatar nuestro plan de pensiones, podemos hacerlo:

  • Todo de una vez (en forma de capital): aquí se tributa por el total del plan de pensiones, que dependiendo del capital puede suponer un mayor impacto fiscal.
  • En pequeñas cantidades (en forma de renta): se obtiene una cantidad periódica, que tendrá un menor impacto en el IRPF al haberse divido.
  • Combinando las dos anteriores (en forma mixta): en esta opción, el impacto fiscal se diluye, aunque el cobro en forma de capital tiene mayor repercusión en el IRPF.
  • Sin una periodicidad y cantidad determinada (en disposiciones): este supuesto es similar a rescatar en forma de capital y dependerá tanto de la cantidad como de nuestra declaración de la renta.

Así es como funciona la fiscalidad y la tributación de un plan de pensiones, una opción muy interesante de ahorro e inversión para quienes quieren complementar su pensión pública cuando llega el momento de la jubilación.

MÁS HISTORIAS