¿Cómo calcular mi colchón de ahorro antes de invertir?

AHORRO

23 de noviembre

Tiempo de lectura 5 minutos

COMPARTE
Compartir en Linkedin. Abre ventana nueva Compartir en G+. Abre ventana nueva Compartir en Whatsapp
Tener un fondo de emergencia puede darnos tranquilidad, pero ahorrar más de lo necesario puede suponernos perder dinero por no invertir.
Colchón imprevistos

Ahorro e inversión son dos palabras que suelen ir de la mano. Antes de lanzarse a invertir, es muy importante tener un colchón financiero, que oscilará según nuestro perfil de riesgo. Tener ahorro en exceso puede ser un error, porque ese dinero que no necesitamos podríamos ponerlo a trabajar gracias a una inversión segura como los fondos de inversión.

Descubre el roboadvisor Popcoin

¿Qué es un colchón financiero o fondo de emergencia?

El “colchón financiero” o, como lo denomina el Banco de España, el “fondo de emergencia” es la cantidad de dinero necesaria con la que deberías contar antes de pensar en cómo invertir tu dinero, para poder afrontar con tranquilidad los imprevistos y las situaciones de emergencia financiera que se nos puedan presentar.

Lo cierto es que es muy complicado poder controlarlo todo y siempre es interesante contar con un colchón que nos permita afrontar una avería del coche inesperada o una situación de inestabilidad laboral. Pero, por otro lado, si ese colchón es demasiado mullido estamos perdiendo una gran oportunidad de que ese dinero excedente trabaje por nosotros. De hecho, si dejamos nuestros ahorros parados perderemos dinero debido a la inflación.

¿Cómo cálculo el ahorro que necesito?

En este sentido, los expertos aconsejan que este fondo de emergencia debería cubrir entre tres y seis meses de gastos normales. Es decir los gastos que tengas fijos (los que vienen cada mes o cada trimestre, como la hipoteca, el alquiler, el colegio o los seguros de casa o de la moto) y los que son variables (como la compra, el transporte o salir a cenar fuera). Si tu perfil es más arriesgado, con tres meses será suficiente. Si, por el contrario, eres más conservador, seis meses te darán la tranquilidad que necesitas.

¿Cómo crear un colchón de ahorro?

Lo mejor de todo es que no es necesario que tengas ese colchón en tu cuenta corriente ahora mismo. Porque lo importante es dar el paso y decidir crearlo. No tienes que agobiarte, puedes llenar tu colchón financiero ahorrando una cantidad mensualmente, por pequeña que esta sea. Y, claro, aquí llegamos a la pregunta del millón: ¿cuánto? Aquí te damos algunas pistas en tres sencillos pasos:

  1. Si no lo has hecho ya, calcula tus gastos y anota tus ingresos. Así sabrás el dinero mensual que tienes disponible para ahorrar.
  2. Es cierto que a los seres humanos nos cuesta tomar decisiones pensando en el futuro y por eso te va a costar apartar una cantidad de tu sueldo cada mes, pero ya tienes la información que necesitas para decidir lo que puedes colocar cada mes dentro de tu colchón.
  3. Es muy posible que, según pase el tiempo, puedas ahorrar algo más. No te conformes. Ajusta tu presupuesto mensual para llenar cuanto antes tu colchón y poder comenzar a hacer que tu dinero trabaje por ti en alguna alternativa de inversión tan cómoda y ajustada a tus necesidades como Popcoin.

Porque, al final, la misión de este colchón financiero no solo es conseguir que tengas tranquilidad financiera por si pasa algo imprevisto, sino construir la base para que tus finanzas puedan crecer de manera sostenida. Pan para hoy y pan para mañana.

 

Publicidad

Contrata tu cartera en Popcoin y llévate 50 euros de regalo

Alta Popcoin

CONECTA

Suscríbete a nuestra newsletter

MÁS HISTORIAS