Diversificar inversiones: el secreto para triunfar con nuestro dinero

25 de enero

Tiempo de lectura 4,5 minutos

COMPARTE
Compartir en Linkedin. Abre ventana nueva Compartir en G+. Abre ventana nueva Compartir en Whatsapp
Diversificar nuestras inversiones es clave para triunfar en el largo plazo: descubre cómo sacar partido a tus ahorros.
Diversificar acciones

¿Qué es la diversificación de una inversión?

Cuando hablamos de inversiones, diversificar es hacer realidad el viejo consejo de “no poner todos los huevos en la misma cesta”. En principio, parece un consejo razonable, pero el simple hecho de diversificar supone enfrentarse a lo nuevo, a lo desconocido. A pensar en cómo salirte de tu zona de confort y de los valores y los sistemas de ahorro en los que habías confiado hasta ahora. A cambiar la manera de invertir a la que estás acostumbrado.

Descubre el roboadvisor Popcoin

Porque, aunque seamos conscientes de la necesidad del cambio, parece que los seres humanos estamos programados para preferir quedarnos como estamos. Cambiar cuesta mucho. Y mucho más si, como en el caso de la diversificación, nos enfrentamos a algo para lo que necesitamos una gran cantidad de información y conocimiento para estar seguros de hacerlo.

Ejemplos de diversificación

Y es que es posible diversificar de muchas formas como, por ejemplo:

  • Invirtiendo en distintos tipos de activos: como depósitos, divisas, acciones, deuda pública...
  • Utilizando plazos diferentes: podemos invertir una cantidad a un plazo fijo y otra en algún tipo de inversión que no nos penalice si la retiramos antes de tiempo. De esta manera tenemos la capacidad
  • Aprovechando las ventajas que ofrece el mezclar diversas zonas geográficas: puede ser interesante repartir la inversión en activos que coticen en distintas monedas como el dólar o el yen.
  • Combinando sectores: servicios inmobiliarios, telecomunicaciones, bienes de consumo, industria, tecnología...

Diversificar persigue un objetivo principal: reducir las posibilidades de fracaso en nuestra inversión amortiguando los riesgos. Pero tiene un gran inconveniente: para realizar esta combinación deberíamos contar con un cierto control de la situación de aquellos activos en los que vayamos a invertir.

Si decidimos combinar sectores, necesitamos conocer sus peculiaridades y el momento por el que está pasando e intuir su capacidad de crecimiento en el futuro. Tenemos que convertirnos en una mini enciclopedia financiera de inmobiliarias, compañías de telefonía, fabricantes de automóviles, start-ups tecnológica... la lista es infinita y puede ser abrumadora.

Por eso, la forma más conveniente de perder el miedo a diversificar es utilizar  una herramienta como Popcoin que te permite hacerlo según tu perfil de riesgo y el plazo en el que tengas previsto efectuar tu inversión. Con la ventaja añadida de que tú no tienes que preocuparte en qué invertir y en qué no, nosotros lo hacemos por ti utilizando las carteras de fondos de inversión diversificadas de las mejores gestoras nacionales e internacionales.

 

Publicidad

Contrata tu cartera en Popcoin y llévate 50 euros de regalo

Alta Popcoin

MÁS HISTORIAS