¿Puede la robótica compensar los problemas demográficos?

JUBILACIÓN

18 de septiembre

Tiempo de lectura 4,5 minutos

COMPARTE
Compartir en Linkedin. Abre ventana nueva Compartir en G+. Abre ventana nueva Compartir en Whatsapp
Japón se ha convertido en el ejemplo de que la robótica puede ayudar a compensar el envejecimiento. ¿Cómo lo ha hecho?
Robots y envejecimiento de la población

El envejecimiento de la población es un problema en muchos países de nuestro entorno, pero Japón, uno de los países más 'envejecidos' del mundo, ha encontrado la solución a este problema con la robotización. La tercera economía del mundo ha conseguido compenssar su falta de productividad con la apuesta por la tecnología.

Descubre Popcoin

De hecho, en Popcoin Magazine ya hemos abordado como el envejecimiento de la población es una cuestión clave para la banca. Pero también como la robótica es una oportunidad y no una amenaza para el empleo. Ahora vamos a ver en profundidad cómo la robótica puede permitir a Japón seguir siendo competitivo.

¿Por qué envejece Japón?

Japón es la tercera economía del mundo, pero en los últimos años su crecimiento está estancado. Son muchas las explicaciones que se han dado a esta parálisis y algunas de ellas apuntan a su evolución demográfica. Su población es actualmente prácticamente la misma que era en el año 2000, entre 126 y 127 millones de habitantes y en 2017 disminuyó en 264.000 personas.

Pero lo más grave es que las tendencias demográficas indican que la situación puede ir a peor. El crecimiento vegetativo de la población, nacimientos menos muertes, es negativo y, además, no se repone población a través de la emigración cuyo porcentaje es muy bajo debido a normas muy restrictivas que impiden la llegada de trabajadores extranjeros.

Consecuencias de la situación demográfica de Japón

De una parte, de mantenerse las atendencias actuales, en 2050 la población de Japón bajará hasta los 80 millones de habitantes. Además esa población será cada vez más vieja, con lo que ello supone de mayores costes en pensiones, sanidad y asistencia, que recaerán sobre un porcentaje de población activa inferior al de la de jubilados.

Como consecuencia de todo ello el crecimiento de Japón se resentirá, pero no necesariamente. Un aumento sustancial de la productividad podría ser suficiente para sostener una población crecientemente envejecida.

La robótica puede compensar la falta de mano de obra

Según datos del FMI, en 2016 Japón exportó robots industriales por valor de 1.600 millones de dólares, más que los cinco mayores exportadores juntos (Alemania, Francia, Italia, Estados Unidos y Corea del Sur).

Además su "densidad de robots", que mide la proporción entre trabajadores y robots en la industria, es de las más altas del mundo y fue líder hasta que en 2009 desplazó parte de sus fábricas a otros países, entre ellos Corea y Singapur, que son los dos países que ahora lideran el ranking mundial.

 DENSIDAD DE ROBOTS POR PAÍSES

Los países con mayor densidad robots en el trabajo

La utilización de los robots ha permitido que la productividad de la industria japonesa, sobre todo la automotriz y electrónica, haya crecido más que la de los servicios, que representa en 75% el PBI. Aún así, la próxima ola tecnológica llegará a los servicios y a las pequeñas y medianas empresas.

Hasta ahora, y en contra de lo que piensan muchos economistas, la robotización ha tenido un impacto positivo en el crecimiento de la renta de las familias.

La conclusión del FMI es que en el futuro la automatización y la robótica pueden compensar la falta de mano de obra y dar como resultado una mayor productividad y mayores rentas, lo que no supondría el final de los problemas a los que se enfrenta Japón pero los aliviaría.

Japón, un ejemplo para España

El ejemplo de Japón conviene tenerlo muy en cuenta en todas las economías avanzadas, también en España.

De acuerdo con los últimos datos del INE en 2017 hubo más fallecimientos, 423.643, que nacimientos, 391.930. Los nacimientos descendieron un 4,5% respecto al año anterior. De esta manera el crecimiento vegetativo de la población fue negativo en 31.245 personas y se estima que esta tendencia continuará muchos años.

Proyección población española

Fuente: INE

Estos datos imponen la necesidad de que nuestra economía siga el ejemplo de Japón si queremos que sea sostenible. Aquí también es posible acometer la robotización de los servicios, pero antes tendremos que acometer la de la industria, donde aún queda mucho camino por recorrer. Aunque ocupa el puesto octavo en el ranking de robotización, España está muy lejos de algunos que le preceden.

 

Publicidad

Invierte en fondos indexados al menor precio del mercado

Invertir Popcoin

CONECTA

Suscríbete a nuestra newsletter

MÁS HISTORIAS