La importancia de planificar para tu jubilación

JUBILACIÓN

4 de agosto

Tiempo de lectura 10 minutos

COMPARTE
Compartir en Linkedin. Abre ventana nueva Compartir en G+. Abre ventana nueva Compartir en Whatsapp
Sea cual sea tu edad y tu situación personal, es importante parase a pensar en conceptos como la previsión y el ahorro de cara a la jubilación.

Puede que todavía la jubilación te parezca que queda muy lejos, aunque seas consciente de que necesitarás un apoyo para completar tu jubilación el día de mañana. Pero sea cual sea tu edad y tu situación personal, es importante parase a pensar en conceptos como la previsión y el ahorro.

Descubre Popcoin

Está claro que tu nivel de ingresos va a variar con el paso del tiempo y el desarrollo de la carrera profesional. Y es un hecho que la crisis ha pasado factura en el salario y el nivel de renta de los hogares –las familias han perdido 1,6 billones de euros de patrimonio con la crisis, sobre todo por la caída del valor de la vivienda, si bien la riqueza financiera (inversión en activos) se encuentra, incluso, en niveles superiores a 2007–.

Pero el escenario más habitual sigue siendo el mismo, que las familias por la carga hipotecaria, tengan una posición deudora. Y se supone que años antes de la jubilación de los miembros que la sustentan, alcanzará una posición financiera con superávit que, presumiblemente, facilitará ingresos adicionales a las pensiones cuando el paso a la jubilación que se deje de cobrar las rentas laborales o profesionales.

Para poder lograr este escenario ideal de equilibrio y seguridad financiera, la planificación es una herramienta fundamental.

¿Cuándo empezar?

La edad legal jubilación se ha movido de los 65 a los 67 años. Y dicen los expertos, en concreto los de la OCDE, que una pensión debe equivaler al menos al 70% del último sueldo –la teoría dice que al final de una carrera profesional se gana más– para garantizar el nivel de vida del jubilado.

Los ciudadanos que empiecen a ahorrar antes tendrán que hacer menor esfuerzo ahorrador. Concretamente, según las estimaciones del informe AVIVA, cada español tendría que ahorrar de media 7.700 euros al año para mantener su nivel de vida actual durante el retiro. Y cuanto antes se empiece, mejor. Así, la cantidad necesaria se sitúa en 2.700 euros anuales para los jóvenes de 20 años y se incrementa gradualmente hasta alcanzar los 6.500 euros anuales a los 50 años, puesto que el horizonte temporal hasta el retiro es mucho más reducido.

¿Cómo planificar para jubilarme?

La planificación financiera para la jubilación es un proceso dinámico, porque tiene que acomodarse a un entorno cambiante, no solo porque varíen tus condiciones vitales y laborales (tener hijos, sufrir alguna enfermedad, quedarse en paro, ascender…), sino que también afectan las decisiones políticas. De hecho, en 2013 y 2014, se introdujeron sendos cambios tanto en la edad de jubilación que, de manera gradual, pasara a los 67 años a partir de 2027 como de los años que computan para calcular la pensión, que a partir de 2002 sube a los últimos 25 años.

Aunque la jubilación se considera un objetivo a largo plazo –salvo que tengas cerca de 60 años–, el plan financiero debe ser revisado con la frecuencia suficiente (recomendable, al menos, una vez al año), para comprobar que se cumplen los objetivos establecidos inicialmente y que, en caso de desviaciones, poder adaptarte a los posibles cambios.

Las variables que deben ser objeto de revisión son:

  • Tus objetivos personales a corto, medio y largo plazo.
  • La rentabilidad obtenida en comparación con el objetivo marcado o en comparación con la rentabilidad de productos similares en el mercado.
  • Los cambios en tu capacidad de ahorro.
  • Los cambios en la fiscalidad de los productos de ahorro.

CONECTA

Suscríbete a nuestra newsletter

MÁS HISTORIAS