Moya: “El 85 % de la inversión fintech lo hacemos los bancos”

AHORRO

17 de noviembre

Tiempo de lectura 7,5 minutos

COMPARTE
Compartir en Linkedin. Abre ventana nueva Compartir en G+. Abre ventana nueva Compartir en Whatsapp
El director de negocios digitales de Bankinter ha participado en un encuentro de Funds People sobre las fintech.
Fintech roboadvisor

El sector financiero se encuentra en un momento de plena transformación digital con nuevos actores como el bitcóin, los roboadvisors o el uso del big data. En los últimos años se ha hablado mucho del fintech, una nueva forma de entender los servicios financieros a través de la tecnología.  

Descubre Popcoin

Este viernes hemos asistido a una mesa redonda sobre banca y tecnología organizada por la revista Funds People, en la que ha participado el director de negocios digitales de Bankinter, Nicolás Moya (@nicolas_moya_gl). Durante la mesa se ha hablado sobre cómo deben evolucionar los servicios bancarios para adaptarse a las necesidades del cliente, y qué tienen que hacer las entidades para continuar con su proceso de digitalización.

Según Nicolás Moya, el objetivo debe ser hacer más eficiente el mercado y llegar a más segmentos de clientes. Internet nos brinda la oportunidad de llegar a nichos a los que antes no se llegaba, como el de pequeños ahorradores y el de gente joven.

Este cambio digital trae muchas ventajas, como la democratización de las finanzas. Un claro ejemplo es el de Popcoin, que trata de poner a disposición de rentas más bajas aquellos servicios que reservados a patrimonios más altos. Moya comenta que “el mundo digital nos permite bajar esos rangos de acceso. En el caso de Popcoin a 100 euros”.

Cliente digital: necesidades muy concretas

El cliente necesita soluciones concretas a un problema, y no una exhibición  de los productos en Internet. Por eso la digitalización de los bancos no debe basarse solo en copiar sus productos a la web, sino en aportar soluciones.

El mayor problema que tienen muchos clientes es el tiempo para gestionar sus finanzas. Para ello la banca tiene que lograr procesos sencillos que faciliten el día a día de los consumidores. “El cliente de ahora no está dispuesto a trabajar con tanta complejidad y necesita no tener que estar tan pendiente”.

Para ello Nicolás cree que los modelos de gestión discrecional, en los que las decisiones de comprar y vender son tomadas por un gestor o asesor, es la mejor manera de comenzar en estos mercados.

Pero este tipo de servicios no pueden dejarse únicamente en manos de procesos automáticos.  Moya al respecto hace hincapié en la importancia que tiene la experiencia y la gestión profesional. Tal y como comenta, “en Popcoin decidimos no hacer ningún proceso de gestión automático porque se pierde calidad”.  Para ello se han buscado carteras con un track record interesante de 10 a 15 años.

También debemos tener en cuenta que el cliente no solo busca rentabilidad, también necesita seguridad para sus inversiones. En Popcoin no se centra en tratar de batir a los índices, busca proteger los patrimonios de los usuarios en función de sus distintos perfiles de riesgos. Además cuenta con la garantía detrás de una empresa como Bankinter.

Cómo las fintech están cambiando el sector financiero

Las empresas tecnofinancieras aportan mayor variedad y más soluciones para que el usuario pueda elegir, lo que se traduce en una  mejor experiencia de usuario.  Según el director de negocios digitales de Bankinter, “el mercado digital es más eficaz porque elimina fricciones. Esto se va a traducir en más ahorro para el cliente y más rentabilidad para su dinero”.

Cuando hablamos del sector fintech no podemos olvidarnos del papel que están jugando los bancos en esta revolución financiera.  Nicolás Moya al respecto aporta un dato muy interesante: “El 85 % de la inversión en fintech lo estamos haciendo entidades financieras”.

Otra de las consecuencias está en la simplificación de los procesos de alta. En  Bankinter se lleva tiempo trabajando en el concepto “sin cambiar de banco”.  Hasta ahora el cliente tenía la sensación de que para ahorrar tenía que ir físicamente a un banco, cambiar de entidad o añadir un banco más, pero ya no es necesario. Esto puede observarse en Popcoin, donde el cliente no tiene que cambiar de entidad y puede hacer  el registro de forma sencilla y 100 % digital, sea del banco que sea.

El futuro de las empresas de tecnofinanzas está muy ligado al de la banca, ya sea mediante asociaciones o nuevos servicios. Como comenta Nicolás, “en el momento en el que una fintech se hace grande tiende a asociarse con un banco o pide una ficha bancaria”.

En los próximos años seguiremos viendo una evolución de los servicios a través de Internet y nuevas tecnologías que faciliten la gestión de sus finanzas personales a los clientes. Nuevas herramientas como en el ecosistema de las fintech.

CONECTA

Suscríbete a nuestra newsletter

MÁS HISTORIAS