Radiografía de las pensiones en España

JUBILACIÓN

21 de julio

Tiempo de lectura 3 minutos

COMPARTE
Compartir en Linkedin. Abre ventana nueva Compartir en G+. Abre ventana nueva Compartir en Whatsapp
Las pensiones siguen creciendo. Sin embargo, el 23% de los jubilados reconocen que sus pensiones no les permiten “vivir con dignidad”, recalcando la importancia de tener un Plan B de cara a la jubilación.
señora-mayor-preocupada

La pensión media en España (en régimen general) creció un 2% durante 2016, hasta alcanzar los 999,74 euros. Echando la vista atrás, el incremento acumulado desde 2005 es del 36,6%. Según una reciente encuesta de la OCU, el perfil medio del pensionista español es el de una persona que se retira del mercado laboral a los 62 años y que cobra una pensión de 1.320 euros, frente a los 1.800 euros de media que cobraba de salario. Es decir, los pensionistas pierden de media el 26% de sus ingresos al llegar el momento de la jubilación.

Descubre Popcoin

Además, teniendo en cuenta los datos de la inflación (la tasa de variación anual del IPC en el mes de diciembre es del 1,6%, nueve décimas por encima de la registrada el mes anterior), las pensiones caerán en términos reales en 2017, como ya lo hicieron el año previo. Por tanto, la revalorización del 0,25% decretada para el próximo ejercicio supondrá una pérdida del poder adquisitivo de los pensionistas, si se cumplen las previsiones que sitúan a la inflación por encima del 1%.

Siguiendo los datos facilitados por la Seguridad Social, la pensión media de un autónomo se sitúa en 629,42 euros, muy por debajo de las de régimen general que se encuentran rozando los 1.000 euros. Si bien, se observa un crecimiento continuado en todas las categorías (salvo en 2012, en el régimen general).

En cuanto al reparto de las pensiones por sexos, se aprecia una clara desigualdad en el régimen general, dónde la pensión media de un hombre es de 1.201 euros, mientras que la de la mujer cae hasta los 777,12 euros.

En la siguiente gráfica, se puede observar la enorme brecha por sexo en cuanto al nivel de las pensiones medias desde 2005 y hasta el momento, que en lugar de estrecharse se engrosa cada vez más.

De igual modo, existen grandes diferencias de las pensiones por Comunidades. A la cabeza, se encuentran País Vasco (rozando los 1.300 euros), Navarra y Madrid muy próximas a los 1.200 euros. Por el contrario, con pensiones que rondan los 800 euros, están los extremeños, murcianos y andaluces.

Según la encuesta de la OCU, uno de cada cuatro jubilados tiene su pensión como única fuente de ingresos. Otros ingresos complementarios a la pensión de cada jubilado son la pensión del cónyuge (55%), los ingresos procedentes de inversiones o ahorro (26%), los planes de pensiones privados (18%) o el alquiler de inmuebles (18%).

Entre los jubilados cuyo único ingreso es la pensión, un 23% declara que no les alcanza para vivir con dignidad. La existencia de familiares a su cargo (17%), que uno de ellos sea enfermo crónico (11%) o el hecho de tener que seguir pagando un crédito hipotecario son las principales causas de estas estrecheces económicas.

La importancia de planificar

El estudio también muestra que, a pesar del gran impacto que tiene la jubilación en la economía de los ciudadanos, pocos son los que se preocupan por sus ingresos en el futuro. El 46% de los encuestados por la OCU se arrepiente de no haber preparado mejor su jubilación. Por su parte, el 62% de los que si optaron por prepararse para la jubilación (41%) lo hicieron a través de un plan de pensiones.

Una evolución de las pensiones que pone de manifiesto la necesidad de planificar de cara a la jubilación. Los fondos de inversión pueden ser una buena opción de cara a asegurarse un rendimiento al dinero que se debe destinar a prever la jubilación.

MÁS HISTORIAS