6 trucos para invertir con éxito a largo plazo

INVERSIÓN

23 de febrero

Tiempo de lectura 5 minutos

COMPARTE
Compartir en Linkedin. Abre ventana nueva Compartir en G+. Abre ventana nueva Compartir en Whatsapp
La gestora de Allianz ha presentado un reciente informe con los mejores hábitos para invertir a largo plazo.
Invertir largo plazo

La gestora de Allianz ha publicado un reciente informe, que recoge Funds People, sobre los seis hábitos fundamentales para tener éxito con la inversión a largo plazo. Un estudio firmado por Hans-Jörg Naumer, responsable global de mercados de capital y de análisis temático, que bebe de las finanzas conductales que han permitido a Richard Thaler hacerse con el último premio Nobel de Economía.

Descubre Popcoin

Según explican, los seis hábitos que puede ayudar a los inversores a tomar decisiones con acierto para ahorrar a largo plazo.

1 Conocerse a uno mismo

Según explica Naumer, a la hora de invertir es clave conocerse a uno mismo y la forma en que funciona nuestro cerebro. “Tendemos a demostrar patrones de comportamiento prehistóricos que no siempre podemos explicar racionalmente”, señala el informe. Un funcionamiento de nuestro cerebro que explicaría comportamientos como seguir a la masa o guiarte por sentimientos a la hora de invertir.

Otro ejemplo, es la aversión al riesgo. Como ya hemos comentado en Popcoin Magazine cuando repasamos la Teoría del Empujón de Thaler, los inversores tienen a preocuparse más por una pérdida que alegrarse por una ganancia. De hecho, Naumer pone como ejemplo el comportamiento de algunos inversores, que pese haberlo perdido todo con una inversión se aferran a ella con la esperanza de recuperarlo en algún momento cuando es casi imposible.

2 Mantener el poder adquisitivo

Naumer asegura que los inversores deben fijarse como objetivo batir la inflación, para que su inversión no se devalúe. El experto de Allianz señala que muchos inversores se ponen como objetivo mantener el capital y que los precios tengan pocas oscilaciones, pero el objetivo debería ser que tu dinero no perdiera poder adquisitivo por el avance de la inflación. “Más si se tiene en cuenta que actualmente la remuneración por los ahorros es virtualmente cero”, explica.

El analista pone de ejemplo la deuda soberana, que “a finales de 2017, cerca del 45% de toda la deuda soberana de la eurozona cotizaba a niveles negativos”. Neuman pone de ejemplo guardar un billete de 100 euros debajo del colchón durante 10 años, que con una inflación del 2% acabaría valiendo 80 euros. “Visto así, el mayor riesgo es no asumir ningún riesgo”, reconoce.

3 Buscar primas de riesgo

La teoría de Neumar es que los inversores que asuman más riesgo serán recompensados a largo plazo, porque ofrecen más retornos potenciales. “Los inversores exitosos saben que no pueden ganar primas sin asumir riesgos: esa es la ley fundamental de la inversión de capitales”, explica.

4 Invertir, no especular

“Especular es apostar por los movimientos de los precios en el corto plazo, invertir es poner tu capital a trabajar para el medio o largo plazo”, reconoce el analista de Allianz. Según el ejemplo que recoge, si un inversor hubiera invertido en una cesta diversificada de acciones europeas desde hace 25 años, habría tenido un retorno medio del 8,7% anualizado.

5 Inversión duradera

Naumer cree que todo buen inversor tiene que fijar tres objetivos: el objetivo temporal, la diversificación y la inversión regular. Según este esquema, lo primero que hay que hacer es plantearse para qué se invertir y cuál es el objetivo temporal: la jubilación, comprarse una casa… Cuando ese objetivo está claro, hay que asignar diferente tipo de activos para la inversión, según el perfil de riesgo. Tras estos pasos, es muy importante hacer inversiones de forma regular.

6 No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy

El experto avisa de que es muy importante invertir cuanto antes, especialmente en un momento en el que hay un exceso de liquidez y los ahorradores tienen mucho dinero en efectivo en sus cuentas y depósitos sin recibir ninguna remuneración.

El ejemplo que utiliza Neumar es que, si quisieras tener 100.000 euros para tu jubilación, si empiezas a ahorrar 50 euros al mes durante 36 años lo conseguirías. Si solo quedan 12 años para jubilarse, habría que aportar 400 euros al mes.

Publicidad

Descubre la inversión de alta gama al alcance de todos

Alta Popcoin

CONECTA

Suscríbete a nuestra newsletter

MÁS HISTORIAS