¿Qué tipo de inversor soy?

INVERSIÓN

12 de septiembre

Tiempo de lectura 6 minutos

COMPARTE
Compartir en Linkedin. Abre ventana nueva Compartir en G+. Abre ventana nueva Compartir en Whatsapp
Conocer qué tipo de inversor somos es clave a la hora de tomar decisiones para mover nuestros ahorros.
Tipos de inversores

Existen tantos tipos de inversores como personas, e incluso un mismo inversor puede cambiar sus objetivos a lo largo de su vida. Además, existen un gran número de productos de inversión que se adaptan a las distintas necesidades de los ahorradores.

Descubre Popcoin

Conocer qué tipo de inversor somos es clave a la hora de tomar decisión de inversión para conocer hacia dónde queremos mover nuestros ahorros. A la hora de trazar el perfil de un inversor hoy dos variables relacionadas que son básicas: rentabilidad y riesgo.

A partir de estas, habitualmente se habla de tres tipos de inversores: los conservadores, los moderados y los arriesgados. Para saber en qué grupo estamos, hay que hacerse preguntas como cuándo voy a usar el dinero invertido, voy a necesitarlo ante un imprevisto, quiero obtener una alta rentabilidad…

El perfil de riesgo que queramos asumir acabará determinando la política de inversión que vamos a seguir. En resumen, cuántas pérdidas estamos dispuestos a asumir con nuestra inversión. La máxima principal es que a mayor rentabilidad, mayor riesgo, y viceversa.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) alerta de que “asumir un riesgo inadecuado (más elevado del que se derive de sus preferencias) puede provocarle más de un disgusto”.

Perfil conservador

La tolerancia al riesgo de este inversor es muy baja. La CNMV define a este perfil como aquellos ahorradores que “pueden preferir obtener menores rentabilidades a cambio de asegurar la preservación del capital”. En el caso de los fondos de inversión, la categoría de fondos de renta fija y monetarios son los que más se ajustan a este grupo.

Perfil arriesgado

En este grupo están los inversores que no tienen miedo a las pérdidas y una alta tolerancia al riesgo. Además, sus expectativas de rentabilidad son más elevadas. Son inversores que quieren grandes rendimientos en muy corto plazo. Uno de los productos que encaja con este perfil es la inversión en bolsa.

Perfil moderado

Quizá este sea el grupo más difícil de definir. Se encuentran a caballo entre el perfil conservador y el moderado. Son inversores que buscan buenas rentabilidades pero con un control de las perdidas. 

CONECTA

Suscríbete a nuestra newsletter

MÁS HISTORIAS