Burgos ve necesaria la colaboración entre pensiones públicas y privadas

JUBILACIÓN

14 de noviembre

Tiempo de lectura 5 minutos

COMPARTE
Compartir en Linkedin. Abre ventana nueva Compartir en G+. Abre ventana nueva Compartir en Whatsapp
El responsable remarcó la necesidad de un debate sobre el rumbo de las pensiones públicas.
Tomás Burgos

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, puso el broche final a la III Jornada sobre Planes de Pensiones en España, organizada por Cinco Días e Ibercaja. El responsable remarcó la necesidad de un debate sobre el rumbo de las pensiones públicas en medio de un cambio demográfico y una gran crisis económica.

Descubre Popcoin

Burgos recordó el compromiso del Gobierno con el sistema público de pensiones y con el sistema de Seguridad Social en su conjunto e indicó que, “le compete al poder político de nuestro país garantizar un sistema de pensiones justas, equilibradas y solidarias”.

Unas declaraciones que llegaron después de que responsables de INVERCO, UNESPA, UGT, CCOO y CEOE subrayaran la importancia de llevar a cabo mejores campañas de información ciudadana sobre el futuro de las pensiones y la recomendación de tener un plan de pensiones alternativo.

Necesidad de adaptación del sistema

El sistema de la Seguridad Social lleva varios años tratando de adaptarse a las nuevas realidades y necesidades ciudadanas. “Hoy el ciudadano puede acceder a cualquier tipo de información en el sistema de la Seguridad Social”, afirmaba Tomás Burgos durante su intervención.  Además quiso recalcar que el proceso de adaptación es permanente y que las mejoras tecnológicas tienen como resultado “nuevos instrumentos y posibilidades”, haciendo mención al simulador de jubilación presentado hace ya dos años. 

Si bien, hay quien considera que los ciudadanos no cuentan con la formación necesaria para tomar buenas decisiones de cara a su jubilación. En esta línea, Ángel Martínez Aldama (presidente de Inverco) enumeró una decena de países de la Unión Europea que ya ofrecen desde hace años toda esta información a sus trabajadores, entre la que no se encuentra España.

El futuro de las pensiones

El secretario de la Seguridad Social no quiso pasar por alto las bondades del sistema de pensiones públicas, incluso en los peores años de crisis de nuestro país. De este modo, hizo hincapié sobre el punto de equilibrio y de apoyo que supuso para la sociedad española el sistema de pensiones públicas durante la recesión económica: “Las pensiones, incluso en los peores momentos, se pagaban, se incrementaban en número y se revalorizaban.”

Actualmente, la cuantía de media de pensiones por jubilación se sitúa en 1.070 euros, lo que supone un incremento del 40% desde el comienzo de la crisis. Tomás Burgos indicó que esta tendencia ascendente se mantendrá y que las nuevas pensiones de jubilación crecerán hasta los 1.324 euros en el régimen general.  De este modo, desmentía a aquellos que denuncian que las pensiones públicas en España son de mala calidad e insuficientes, “lo cierto es que la tasa de sustitución de las pensiones en España supera en más de 20 puntos a la media de la UE.”

Pensión social complementaria

Tomás Burgos se mantuvo en su cerca de media hora de discurso en el hecho de que el sistema de pensiones públicas en España “realmente extraordinario, aunque no significa que deba ser el único instrumento a disposición del ciudadano”.

De este modo, da vía libre a la opción de desarrollar una pensión social complementaria, una posible solución ante la incertidumbre del futuro de las pensiones que ya proponían los representantes de diversas instituciones durante las intervenciones previas.

Si bien, considera que estos sistemas complementarios se deben desarrollar “sin colisionar con los sistemas públicos”. Para ello, quiso explicar la necesidad de colaboración por parte de todos los actores implicados para alcanzar los nuevos objetivos que “tenemos que ser capaces de conseguir” y para “contribuir a sostener la calidad de vida de los ciudadanos”.

No quiso pasar por alto que, factores como la crisis económica y el derivado desempleo han menguado notablemente la capacidad de ahorro de los ciudadanos. De este modo, se han limitado las posibilidades de invertir en un plan de pensiones privado, que pueda complementar las pensiones públicas.

Si bien, Tomás Burgos quiso mandar un mensaje tranquilizador a los futuros pensionistas: “el sistema público seguirá siendo la columna vertebral de nuestro sistema de protección social, que seguirá ganando capacidad de cobertura y de respuesta a las nuevas necesidades sociales y económicas.” Aunque para concluir su discurso quiso remarcar que en la colaboración entre el sistema de pensiones público y privado es imprescindible, si se quiere mantener el ritmo de vida tras la jubilación.

CONECTA

Suscríbete a nuestra newsletter

MÁS HISTORIAS