Cómo hacer el traspaso de un plan de pensiones

JUBILACIÓN

9 de agosto

Tiempo de lectura 5 minutos

COMPARTE
Compartir en Linkedin. Abre ventana nueva Compartir en G+. Abre ventana nueva Compartir en Whatsapp
Los planes de pensiones permiten el traspaso: te contamos todos los secretos de esta fórmula.
traspaso planes

Los planes de pensiones son un buen vehículo para canalizar el ahorro que complemente nuestra pensión pública cuando llegue el momento de jubilación. Su fiscalidad, también, es un punto a favor de los planes de pensiones, pero muchos ahorradores pueden preguntarse qué pasa con su plan si no pueden cobrarlo.

Descubre los planes de pensiones de Popcoin

Como ya hemos explicado en Popcoin Magazine, para cobrar el plan de pensiones, que se conoce como rescate, es necesario llegar a la jubilación o que se produzca alguna de las contingencias que contempla la ley (desempleo de larga duración, incapacidad…). ¿Entonces no puedo “mover” mi plan de pensiones?

También te puede interesar: La fiscalidad de un plan de pensiones

¿Qué es un traspaso?

El traspaso es un mecanismo que permite mover el dinero de un plan de pensiones a otro, ya sea de la misma entidad o de otra. La normativa actual de fondos y planes de pensiones permite traspasar el importe total o parcial de todas las aportaciones y los beneficios generados por un plan de pensiones.

Esta opción consiste, en sentido estricto, en el traspaso de los derechos consolidados por el partícipe; es decir, la suma tanto de las aportaciones hechas durante a lo largo del tiempo y los beneficios generados gracias a la inversión de ese dinero aportado.

Ventas y desventajas de los traspasos

Una de las ventajas principales del traspaso de un plan de pensiones es que no conlleva asociado ningún gasto o penalización. Además, se mantienen las ventajas fiscales cuando se realiza el traspaso.

Estas ventajas se traducen en libertad para el partícipe para cambiar de uno a otro plan de pensiones con el objetivo de conseguir la mejor gestión de su plan de pensiones.

La única desventaja de los planes de pensiones es que ese dinero que destinemos no lo podremos recuperar hasta que nos jubilemos. Como ya hemos explicado, solo cuando llegue el momento de la jubilación o en otra serie de contingencias podemos rescatar nuestro plan de pensiones. Por lo tanto, tenemos que tener claro que no vamos a necesitar ese dinero.

¿Cómo realizar un traspaso?

Para poder llevar a cabo el traspaso de nuestro plan de pensiones tenemos que cumplir una serie de procedimientos y plazos.

El primer paso es solicitar el traspaso a la entidad gestora a la que vamos a llevar el plan de pensiones. Para ello, tenemos que facilitar el nombre de nuestro plan de pensiones y acreditarnos como partícipe.

En eso momento, el siguiente paso dependerá de la entidad gestora de destino. Esta tendrá que solicitar a la entidad de origen el deseo de traspaso del partícipe.

Los plazos legales estipulados hablan de dos días hábiles de la entidad de destino para comunicarlo a la entidad de origen. Esta tendrá un máximo de cinco días hábiles desde que se reciba la comunicación para ejecutar el traspaso a la entidad de destino. En grandes cifras, en torno a unos 10 días en tener el dinero en el nuevo plan.

MÁS HISTORIAS